Estudio económico previo

Los particulares a menudo recurren directamente a empresas de reforma para llevar a cabo una remodelación integral de su vivienda o local. En muchos casos estas empresas no cuentan con un departamento técnico que las asesore correctamente en aspectos de la obra importantes como son las estructuras o las instalaciones. Esta deficiencia puede derivar en daños y desperfectos que a menudo no son resueltos por la empresa contratada y lamentablemente se tiene que acabar recurriendo a un perito técnico o incluso llevar el caso ante un juzgado.

A fin de evitar futuros costes y quebraderos innecesarios, desde Aguirre & Baeza recomendamos siempre que, en obras de esta envergadura, en las que se interviene en la totalidad de la vivienda se recurra a la contratación de un técnico, que diríja y controle la ejecución de obra.

Estudios previos

Una vez contratados los servicios del técnico (arquitecto o arquitecto técnico) se realizarán estudios previos, donde se determinarán los cambios a realizar, los acabados que desea el cliente, el presupuesto tope del que se dispone y se tomarán medidas de la situación actual del inmueble. Con todo ello se procederá a realizar el encargo de la obra.

Encargo de obra

Con los datos del estudio previo, se elaborarán los planos de la nueva distribución que tendrá el inmueble, teniendo en cuenta las estructuras y las modificaciones necesarias de instalaciones (cambio de sistema de calefacción, instalación de nuevos aparatos de aire acondicionado, renovación de tuberías, etc.). Sobre los planos realizados se tomarán las medidas para realizar el presupuesto de la obra.

Presupuesto 

Con las mediciones realizadas en la etapa previa, se procede a elaborar un presupuesto lo más ajustado posible. En él se incluirán todas las partidas a realizar para desarrollar la obra, desde las actuaciones previas como demoliciones o solicitudes de licencias, hasta la gestión de residuos y los acabados finales de la obra. Es importante que el presupuesto esté lo más detallado y riguroso posible y que los acabados vengan correctamente definidos con marcas y modelos tal y como los haya escogido el cliente. Esto evitará que queden indefiniciones que puedan repercutir en un coste para el cliente en el futuro.

Control 

Una vez establecido y aprobado el presupuesto, el cliente (si así lo establece) escogerá las empresas ejecutoras de la obra y se pactarán los precios que se intentarán encajar lo mejor posible en el presupuesto previo realizado. El técnico se asegurará que la obra avanza con la calidad y forma establecidas en el proyecto, evitando así que pequeños errores o defectos tengan que ser subsanados en el futuro y supongan costes extra.

Final de obra

Reformas integrales de vivienda

Una vez realizada la reforma y siempre que el técnico de el visto bueno a la ejecución y resultado final se dará por terminada y podrá ser entregada al cliente, asegurándole la correcta ejecución del mismo y la seguridad técnica de tener la obra realizada con un estándar de calidad alto. Esto repercutirá en el coste de la obra, evitando gastos extras, demoras asegurando además una correcta ejecución y el cumplimiento de las normas urbanísticas y el código técnico en vigor.