tasador_inmobiliario

Tasaciones

A la hora de vender, comprar, incluso alquilar tu vivienda es un punto a favor tener en tu posesión una tasación realizada por una empresa especializada que valore el inmueble. Entendiendo el concepto de valor como “cantidad económica que un comprador está dispuesto a pagar libremente por adquirir un bien” es fácil pensar que existen factores emocionales difíciles de medir que afectan a dicha cantidad económica, además de otros intereses encontrados.

 

El vendedor siempre va a querer obtener la mayor cantidad de dinero posible por su inmueble, al contrario que el comprador, quien querrá gastarse lo menos posible. En este caso, una tercera entidad, la mayoría de veces el banco, necesita conocer el valor objetivo del inmueble y por ello encarga a una empresa especializada una tasación oficial, en este caso, con finalidad hipotecaria, regulada por la normativa oficial del Banco de España, garantizando así el valor económico del inmueble en ese determinado momento.

 

Ahora se nos plantea otra pregunta, ¿qué es entonces una tasación con finalidad hipotecaria?

Una de las decisiones económicas más importantes en la vida de una persona puede ser comprar una vivienda. Escoger el lugar donde disfrutar de los próximos años de tu vida y que se adapte lo mejor posible a tus necesidades futuras es muy complicado, así como lo es conocer el precio de esa vivienda en ese preciso momento.

Sobretodo teniendo en cuenta lo que hemos podido observar los últimos años de agitación económica e inmobiliaria en nuestro país, y como el valor de una vivienda puede fluctuar entre dos precios muy dispares, es importante poder conocer el valor real a través de una tasación oficial de el inmueble que nos haya gustado. De esta forma sabremos si la oferta económica que recibimos está adaptada a las exigencias del mercado en ese momento, a nuestras posibilidades, y en caso contrario tomar medidas.

Como hemos dicho anteriormente, las tasaciones con finalidad hipotecaria están reguladas por el Banco de España bajo la norma ECO/805/2003, lo que obliga a cumplir las siguientes condiciones:

  • El tasador tiene que observar el inmueble.
  • El tasador debe dibujar el plano del inmueble tomando las medidas en la visita.
  • El tasador debe realizar fotografías de todas las estancias.
  • La tasación como documento debe portar al menos seis testigos comparables de inmuebles similares que se encuentren en el mercado en ese momento en la misma zona.
  • Comprobar que no exista ninguna irregularidad urbanística en la finca presente.
tasacion_inmobiliaria

tasacion_inmobiliaria

 

La tasación para los bancos es la garantía de saber que la vivienda tiene un valor de mercado mínimo para asegurarse el reembolso de su préstamo hipotecario en caso de impago. A su vez, como los bancos no suelen prestar más del 80% del valor total de la vivienda, es importante para el cliente conocer este dato para así poder hacer cálculos del dinero que debe desembolsar, requerido para formalizar la constitución del crédito hipotecario.

Los parámetros para calcular el valor de tasación real son muy variables, en función de la zona, sus servicios y ubicación, la situación del inmueble dentro del edificio, en altura orientación y asoleo, en cuanto a su tipología de vivienda unifamiliar o en comunidad, la superficie construida y su distribución, la calidad de los materiales así como sus terminaciones, la antigüedad y el estado de conservación.

Por todo esto, los bancos están obligados a encargar una tasación antes de operar cualquier trámite hipotecario, y no sólo eso, están además obligados a admitir cualquier tasación oficial que el cliente aporte siempre que sea certificada por un tasador homologado que cumpla con la norma ECO/805/2003 según Ley 1/2013 del 14 de Mayo.