El buen funcionamiento del sector inmobiliario engloba el trabajo de multitud de agentes diferentes, cada uno con una misión muy determinada y necesaria para garantizar la viabilidad de un proyecto inmobiliario.  En este post, ponemos cara a los más destacados.

EL PROMOTOR

Es la persona o empresa encargada de gestionar la cre

ación inmuebles nuevos o rehabilitados para que éstos sean ocupados por los usuarios. Para conseguirlo, debe disponer del terreno adecuado para el tipo de activo que quiere desarrollar, contratar o gestionar la construcción de los inmuebles y también organizar su posterior venta. Toda esta tarea implica cuantiosas inversiones que son sufragadas por créditos concedidos por las Entidades Financieras.

EL CONSTRUCTOR

Es la persona o empresa encargada de ejecutar la construcción de los inmuebles generalmente siguiendo las instrucciones de un promotor o actuando él mismo como promotor. Se está desarrollando cada vez más la figura del Project Manager, que realiza todas las gestiones propias de un constructor a cambio de un honorario fijo en lugar de un porcentaje del beneficio.

EL USUARIO

Es el agente que determina hacia dónde se orienta el sector inmobiliario, en función de sus necesidades.

EL INVERSOR

Los inversores adquieren los inmuebles con la intención única de obtener el máximo rendimiento por su inversión teniendo en cuenta el riesgo, liquidez y características de cada activo.

LAS ENTIDADES FINANCIERAS

Facilitan el capital necesario para promoción, construcción y adquisición de los diferentes inmuebles. Para ello disponen de distintos tipos de créditos, adecuados al tipo de riesgo y a las necesidades de cada usuario.

LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Se encargan de regular el sector, teniendo gran importancia en el mercado ya que limitan o liberan la cantidad de suelo disponible para edificar y restringen los usos e intensidades edificatorias en cada área. Influyen también en las normas de construcción aplicables a cada tipo de inmueble y recaudan las tasas e impuestos correspondientes a dicha construcción, encareciendo el coste de producción de los activos.

COMPAÑÍAS DE SEGUROS

Ofrecen los seguros relacionados con la promoción y construcción (Seguro Decenal, Seguros de Responsabilidad Civil, Seguros de Construcción…)

ORGANISMOS DE CONTROL TÉCNICO (OCT)

Surgieron a partir de la aprobación de la LOE o Ley de Ordenación de la Edificación, siendo los encargados de analizar para las compañías de seguros si las obras se han ejecutado correctamente antes de que se emita la póliza del seguro decenal.

EL ARQUITECTO  Y EL ARQUITECTO TÉCNICO

El arquitecto es el responsable del diseño y, junto con el arquitecto técnico, del control de la ejecución de las obras. En estas facetas, ambos trabajan contratados por el Promotor.

Estos profesionales también intervienen en otras partes del proceso de gestión de una promoción, por ejemplo, como tasadores.

EL TASADOR

Debido a la opacidad del Sector Inmobiliario, son los encargados de asesorar tanto a los compradores como a las entidades financieras sobre el valor de un inmueble. Esto es especialmente importante cuando las EEFF necesitan conocer el riesgo asumido en la concesión del crédito.

El tasador utiliza la información de que dispone y su experiencia en el sector para obtener conclusiones sobre el valor de un inmueble, informando de cuál sería su justo precio.

LAS SOCIEDADES DE TASACION

Surgieron hace 35 años, a consecuencia del Real Decreto 685/1982 de Regulación del Mercado Hipotecario de 1982. Su papel es fundamental, sobre todo cuando se trata de tasaciones con finalidades Garantistas, puesto que para la concesión de un crédito hipotecario es obligatoria la aportación de una tasación avalada por una Sociedad de Tasación inscrita en el Banco de España.

Tantos años de experiencia les otorgan también una gran cantidad de bases de datos y una cobertura de una gran parte del territorio español.

Se encargan también de formar a los tasadores que trabajan para ellas, generando profesionales  especializados en diferentes ramas de la valoración.