El Project Monitoring es una herramienta destinada esencialmente a inversores o entidades financieras, para realizar una revisión y control de los proyectos de construcción en los que están implicados.

En sus orígenes, es un servicio surgido para cubrir las necesidades de aquellas entidades financieras que, inexpertas y ajenas al proceso constructivo, se ven obligadas a reactivar promociones inmobiliarias, buscando un especial seguimiento de las certificaciones y, en general, de toda la facturación de la obra.

El valor añadido que aporta el servicio de Project Monitoring supone un modo seguro de control económico y de desarrollo de la promoción. Se detectan los riesgos anticipadamente y se prevén las medidas correctoras con mayor eficacia y de forma sostenible. El objetivo último es minimizan las desviaciones de plazo y de presupuestos, tan habituales en el sector de la construcción.

¿De qué se ocupa el Project Monitoring?

El equipo de especialistas de Aguirre y Baeza de modo independiente el progreso de un proyecto inmobiliario y proporciona informes detallados y asesoramiento.

Las fases del Project Monitoring

Los servicios de monitorización se perfilan a medida de cada proyecto y las necesidades y objetivos de cada cliente. Genéricamente existen tres fases, aunque no es necesario desarrollar todas por completo.

  1. Due Diligence. Fase pre-construcción
  2. Fase construcción
  3. Fase entrega/recepción y puesta en marcha (comissioning)

Due Diligence

Se emplea para obtener información previa del estado de situación y documentación existente con el objetivo de analizar la viabilidad del proyecto según criterios económicos, técnicos y legales.

  • Identificación, análisis y valoración de riesgos (incluye auditoria compendiada del proyecto de construcción, riesgos contrato de construcción, documentación comercial, licencias municipales, convenios con compañías, efectos sociales o ambientales, etc.)
  • Programa del Plan de monitorización, que desarrolla el alcance de los servicios de la siguiente fase, el cuadro de mando y las medidas e indicadores de control (habitualmente están relacionados con el control económico/de pagos, avance temporal, riesgos económicos, de plazos, administrativos, jurídicos, financieros, y disputas) y de calidad de la ejecución.

Fase Construcción

Desarrollo del plan de monitorización, con un seguimiento periódico de la evolución de la construcción y otros aspectos relacionados con la inversión.

Los informes de seguimiento se generan con periodicidad quincenal o mensual y son informes ejecutivos, concisos y útiles, que muestran de una manera tanto descriptiva como visual el estado actual y la evolución de los diferentes indicadores (indicadores clave, KPI y cuadro de mando integral).

Fase Entrega/Recepción

Seguimiento del proceso de puesta en marcha y entrega de la construcción al promotor (recepción).

  • prueba y puesta en marcha de instalaciones
  • documentación, garantías y estado administrativo de la construcción
  • seguimiento del proceso de entrega/recepción y liquidación de los contratos

¿Quién solicita los servicios del Project Monitoring?

Los clientes habituales de la figura del Project Monitoring son bancos, fondos internacionales y, en menor medida, promotores. Además, actúa como una garantía requerida por la entidad financiera para facilitar el préstamo.

Aguirre y Baeza ofrece servicios de Project Monitoring y Cost Control.