La nueva Directiva Europea

La nueva Directiva Europea 2018/844 obliga al sector de la construcción a sistematizar la valoración de la eficiencia energética de los edificios. Desde el año 2010 (Directiva Europea 2010/31 de obligada transposición y cumplimiento por los Estados Miembros) está establecido que a partir del 31 de diciembre de 2020 todos los edificios de nueva construcción sean de consumo de energía casi nulo.

Sin embargo, no existen todavía unos estándares para la valoración de este tipo de edificios. Este hándicap se ha puesto de manifiesto en el V Congreso de edificios de consumo de energía casi nulo celebrado en Madrid el 28 de noviembre de 2018. Adicionalmente, y una vez desarrollada esta normativa, se ha remarcado en este mismo congreso que es necesario que el sector de valoraciones y tasaciones inmobiliarias refuerce su formación y capacitación profesional para llevar a cabo su aplicación.

A la espera de la liberación de los estándares, existen otros métodos de valoración de carácter voluntario que se emplean en la actualidad.

Green Building Council España (GBCe) es una asociación sin ánimo de lucro que nació en Madrid en el año 2008. Se trata de una organización autónoma afiliada al World Green Building Council (WGBC) que aúna a representantes de todos los sectores de la edificación para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Este organismo dispone de la Certificación VERDE que se basa en una metodología que analiza los campos de actuación de eficiencia energética de un edificio considerando todo su ciclo de vida. El procedimiento se basa en la comparación con un edificio de referencia una serie de categorías: parcela y emplazamiento, energía y atmósfera, recursos naturales, calidad del ambiente interior, calidad del servicio y aspectos sociales y económicos. De este modo se presenta al promotor una visión completa del comportamiento del edificio y de su impacto económico a largo plazo. Para poder emitir el Certificado VERDE es necesario convertirse en un organismo acreditado por el GBCe.

Las certificaciones

La Certificación BREEAM es un estándar de valoración de la sostenibilidad de edificios e infraestructuras. Es un esquema internacional que nace en Reino Unido en 1990 en el que participan 76 países entre los que se encuentran Estados Unidos, Alemania y España. Este sistema se basa en la evaluación de 10 categorías: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso del suelo, contaminación e innovación.

La Certificación LEED (siglas en inglés de Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental) surge en Estados Unidos a principios de los años noventa. Se emite a través de un profesional acreditado que asegura el cumplimiento de unos prerrequisitos y otorga créditos según el nivel de eficiencia del edificio. Las categorías de evaluación proceso integrador, localización y transporte, parcela sostenible, uso del agua, energía y atmósfera, materiales y recursos, calidad del aire interior y desarrollo regional.

Todos estos sistemas de valoración tienen en común una serie de características. Son de carácter voluntario, se basan en la evaluación de una serie de categorías a las que se asigna mayor puntuación según su compromiso medioambiental y nivel de eficiencia energética, diferencian las fases de diseño, construcción y mantenimiento del edificio teniendo en cuenta su ciclo de vida y es necesario acreditarse cumpliendo una serie de requisitos para poder ser entidad certificadora.

Finalmente señalar que dichas certificaciones tienen asociadas una serie de beneficios de carácter económico, junto a los previsibles beneficios ambientales y sociales, dado la reducción del consumo de energético (50-70%), el consumo de agua (hasta el 40%), gastos de de funcionamiento y mantenimiento, así como el incremento del valor de los inmuebles (hasta el 7,5 %), así como de las rentas y tasa de ocupación de los mismos.