El Contrato de Seguro. Conceptos y definiciones esenciales.

Antes de contratar cualquier seguro, debemos familiarizarnos y manejar varios conceptos esenciales, que serán definidos en profundidad en la primera parte de toda póliza. Es importante leer con atención las definiciones incluidas en las condiciones particulares contratadas, puesto que  las consideraciones pueden variar ligeramente, lo que puede significar que un supuesto quede cubierto por una compañía y no por otra e incluso puede diferir de las condiciones generales de la póliza base.

Tasación Expropiación . Hoja de Aprecio
¿Cuáles son las definiciones principales que encontramos en un Contrato de Seguro?

En cuanto a las personas intervinientes:

ASEGURADOR: Es la persona jurídica que asume el riesgo contractualmente pactado.

TOMADOR DEL SEGURO: Es la persona, física o jurídica, que, juntamente con el Asegurador, suscribe el Contrato de Seguro, y al que corresponden las obligaciones que del mismo se deriven, salvo las que deban ser cumplidas por el Asegurado.

ASEGURADO: Es la persona, física o jurídica, titular del interés objeto del seguro, a quién corresponde, en su caso, los derechos derivados del contrato y que, en defecto del Tomador del seguro, asume las obligaciones derivadas del mismo.

BENEFICIARIO: Es la persona, física o jurídica, que por designación del Tomador del seguro, previa cesión por el Asegurado, ostenta el derecho a la indemnización en caso de siniestro.

TERCERO: Es cualquier persona física o jurídica distinta del Tomador del Seguro, del Asegurado o aquellas que tengan una relación familiar, empresarial o dependiente de éstos.

En cuanto a la póliza y sus condiciones:

PÓLIZA: Es el documento que contiene las condiciones pactadas y que regulan el contrato de Seguro. Dentro de la póliza encontramos: las Condiciones Generales; las Particulares que individualizan el riesgo en función de cada tomador y la prima abonada; las Condiciones Especiales, si procediesen; y los Suplementos o Apéndices que se emitan a la misma para complementarla o modificarla.

PRIMA: El importe a abonar correspondiente al seguro, en función de las características de los riesgos y sus coberturas, incluyendo impuestos y posibles recargos.

SUMA ASEGURADA: Es la cantidad máxima a indemnizar por parte del asegurador en caso de siniestro durante el periodo de vigencia del seguro.

SUBLÍMITES: Son las cantidades máximas a indemnizar que asume el asegurador para cada una de las coberturas específicas del seguro. Por ejemplo, en un seguro de robo, puede existir una suma asegurada total de 100.000€ pero queda especificado también que no se abonará más de 3.000€ en concepto de joyas. Estos sublímites, al igual que la suma asegurada, quedan reflejados en las condiciones particulares de la póliza.

LÍMITE POR SINIESTRO: Es la suma máxima fijada en las condiciones particulares que el asegurador se compromete a abonar como suma de todos los gastos e indemnizaciones en un siniestro. Si los gastos superaran esta cantidad, correrían a cargo de la persona correspondiente.

LÍMITE POR ANUALIDAD: Es la suma máxima fijada en las condiciones particulares que el asegurador se compromete a abonar como suma de todos los gastos e indemnizaciones de todos los siniestros producidos entre la fecha de contratación del seguro y su fecha de vencimiento. Si los gastos superaran esta cantidad, correrían a cargo de la persona correspondiente.

SINIESTRO: Un siniestro es todo hecho cuyas consecuencias estén cubiertas por las garantías de una póliza y se hayan producido durante su período de cobertura. Habitualmente, se consideran como un único siniestro todos los daños derivamos de la misma causa original.

DAÑO MATERIAL: El deterioro o destrucción de los bienes asegurados. La indemnización de los daños materiales queda plenamente descrita en las Condiciones Particulares de cada póliza. Es importante informarse de qué daños materiales contempla y cuáles excluye.

FRANQUICIA:  Es la cantidad expresamente pactada que habrá de abonar el asegurado para cada uno de los siniestros, deduciéndose ésta de la indemnización del Asegurador.

BIENES PREEXISTENTES O PREEXISTENCIAS: Hacen referencia a todos los bienes inmobiliarios pertenecientes al Asegurado y existentes antes del inicio del contrato. Quedan plenamente descritos en las Condiciones Particulares de la póliza.

 CASO FORTUITO Y FUERZA MAYOR: Se trata de todo suceso imprevisible, insuperable, irresistible o inevitable que tiene relación con los daños producidos en los bienes del asegurado.

PERJUICIO PATRIMONIAL: Es toda pérdida económica que es consecuencia de los daños a las personas o a los materiales cubiertos por la póliza.

PÉRDIDA DE BENEFICIO: En casos de daños materiales que impidan la realización de trabajos y el mantenimiento de una actividad y en caso de que esta circunstancia haya sido previamente pactada, el asegurador abonará una cantidad al asegurado en concepto de cada día en que éste no haya podido ejercer su actividad, para suplir la pérdida de beneficio sobrevenida a consecuencia de este hecho.

EXCLUSIONES: Todas aquellas circunstancias, reclamaciones o bienes excluidos expresamente en las condiciones de la póliza y por los que no se abonará indemnización alguna por parte del asegurador. Es fundamental la lectura en detalle de este punto, tanto en las condiciones generales como en las condiciones particulares de la póliza.

En cuanto a los riesgos y sus características:

EDIFICACIÓN: El conjunto compuesto por el edificio y los elementos de urbanización que permanezcan adscritos al mismo, según se especifique en las condiciones particulares de la póliza. Algunos elementos fijos no son considerados como edificación por algunas pólizas y si son incluidos en otras.

EDIFICIO: Corresponde al conjunto de las obras fundamentales, obras secundarias, instalaciones fijas y equipamiento propio del edificio según se describa en las Condiciones Particulares. 

INSTALACIONES FIJAS: Son todos los elementos que componen las instalaciones de electricidad, fontanería, gas, calefacción, aire acondicionado, audiovisuales… necesarios para el uso propio del edificio o para dar servicio al mismo.

URBANIZACIÓN: Se incluyen dentro de la urbanización todos los viales, aparcamientos exteriores, instalaciones deportivas y de recreo, jardinería, redes de servicio y demás obras e instalaciones, en general, que no sean propias del edificio. La cobertura de estos elementos varía según las Condiciones Particulares de la póliza.

ORGANISMO DE CONTROL TÉCNICO (OCT): Es la entidad encargada de realizar el Control Técnico a los efectos de seguro, controlando el proyecto, la ejecución y la puesta en obra de los materiales y supervisando las obras de reparación de los daños producidos en caso de siniestro.

Esperamos haber aclarado todos estos conceptos, necesarios para comprender correctamente un Contrato de Seguro y elegir la póliza más conveniente en cada caso. Para cualquier pregunta adicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

    ASSET MANAGEMENT, S.L. (AGUIRRE &BAEZA) es la Responsable del Tratamiento de sus datos, con la finalidad de atender su solicitud de información por correo electrónico o mediante una llamada telefónica y remitirle comunicaciones con novedades y/o promociones, y realizar llamadas comerciales, únicamente si presta su consentimiento a tal fin. Tiene los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento y portabilidad de sus datos personales. Puede ejercitar sus derechos en administracion@aguirrebaeza.com. Más información en la Política de privacidad.

    Artículos relacionados

    Asesoramiento

    Impugnación de Tasación de Costas: Guía Completa

    Cuando nos enfrentamos al proceso de impugnación de una tasación de costas, es crucial entender los detalles y requisitos que ello implica, al igual que las normas que lo regula. Este procedimiento, regido por una serie de normativas y precedentes judiciales, puede ser complejo, pero comprenderlo adecuadamente es fundamental. Qué es la tasación de costas La

    Bienes muebles

    Caso Técnico: Informe pericial sobre un asentamiento diferencial de la cimentación

    En este artículo vamos a describir un caso real de un ejemplo de informe pericial en una vivienda en la que el origen de los desperfectos se determinó que fue un asentamiento de la cimentación. Si quieres saber como llegamos a esta conclusión y cuales fueron los síntomas que presentaba el inmueble, ¡sigue leyendo! ¿Qué es

    que pasa si la tasacion es mas alta precio compra
    Asesoramiento

    ¿Qué pasa si la tasación es más alta que el precio de compra? Te contamos qué hacer

    Cuando la tasación de una propiedad supera el precio de compra, se abre una ventana de oportunidad para el comprador. En primer lugar, esto sugiere que el valor percibido del inmueble es mayor que el precio acordado, lo que puede significar una excelente inversión a largo plazo. Este escenario también puede facilitar la obtención de financiamiento,

    Haz que esta publicación llegue a más personas

    Facebook
    Twitter
    LinkedIn
    WhatsApp

    Artículos destacados

    que pasa si la tasacion es mas alta precio compra
    Asesoramiento

    Cómo conseguir la factura de tasación para la hipoteca

    A la hora de solicitar una tasación hipotecaria, el cliente es el responsable de todos los gastos que dicha tasación conlleva, por lo que es común que se solicite la factura al banco por los servicios contratados. Normalmente, dicho documento es aportado por el banco junto con la copia de la escritura del préstamo facilitada por

    cuanto cuesta la tasacion de un piso
    Asesoramiento

    ¿Cuánto cuesta la tasación de un piso?

    La tasación de un piso es un proceso crucial en el mercado inmobiliario que determina el valor monetario de una propiedad. Conocer el costo de este servicio y entender los factores que influyen en él es esencial para quienes estén considerando solicitar una tasación. Si quieres saber más sobre una tasación oficial, haz click aquí. ¿Qué

    Asesoramiento

    ¿Me puedo llevar la tasación de un banco a otro?

    Si estás en proceso de adquirir una vivienda, es fundamental presentar una tasación hipotecaria a tu entidad bancaria para que valore el riesgo asociado al préstamo, por lo que puede que durante este proceso te veas en la situación de cambiar de entidad financiera a otra que te ofrezca mejores condiciones. Pero ¿Qué pasa con la